Pide tu cita online
















Hilos de sustentación

La colocación de hilos de sustentación o hilos tensores es una técnica médica mínimamente invasiva que se utiliza en medicina estética para reposicionar los tejidos blandos, principalmente de la cara y el cuello. Los resultados son similares a los de un lifting, pero sin cirugías. Esta técnica aporta al rostro un aspecto más joven y saludable preservando los rasgos y características naturales de cada persona



El tratamiento con hilos de sustentación está indicado para reposicionar los tejidos blandos y mejorar zonas localizadas como los surcos nasogenianos, líneas de marioneta, arrugas peribucales y arrugas periorales.
  

QUÉ SON LOS HILOS TENSORES

Los hilos de sustentación son suturas de polidioxanona, un material biocompatible, hipoalérgico y reabsorbible que se utiliza ampliamente en cirugía. Una vez introducidos bajo la piel, se produce una estimulación del tejido produciéndose un efecto lifting.

Con el paso de los años la piel se va “descolgando” por la acción de la flacidez cutánea y los cambios en la distribución del tejido adiposo, descendiendo para dentro y para abajo del rostro, dejando una piel sin brillo y un rostro de aspecto cansado. Los hilos de sustentación consiguen elevar y reposicionar los tejidos blandos, mejorando la elasticidad de la piel y su textura, tono y color.
 

CÓMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO

Cada hilo tensor va insertado en una aguja “guía” que ayuda a colocarlo bajo la piel. Es una técnica poco dolorosa que puede realizarse solo con anestesia tópica o frío. Los hilos de sustentación se posicionan creando una red de hilos en la dermis profunda, de esta forma se tensa la zona de la piel a su alrededor, consiguiendo así elevar y reposicionar los tejidos blandos.

Los hilos se colocan con aguja, no se realiza ningún corte y no quedan cicatrices. Es una técnica sencilla que ofrece unos resultados muy buenos y favorecedores.
 

CÓMO FUNCIONA EL TRATAMIENTO

El efecto de los hilos tensores se debe a la propia reacción del organismo ante la presencia del hilo. Cuando se coloca un hilo se produce, además de un relleno automático de la zona, un efecto biológico de inducción de colágeno y una reacción fibroblástica a su alrededor que va levantando la región tratada y sustentando los tejidos. El resultado es un lifting natural que mejora con el paso del tiempo.
  

RESULTADOS

Los resultados se aprecian a partir del primer mes tras su implantación. Los hilos son reabsorbidos por el organismo en aproximadamente seis meses y los resultados tienen una duración de hasta dos años, dependiendo de los hábitos del paciente.
Pide tu cita online
Contacta con nosotros

Clínica en Rianxo: 981 863 401

Clínica en Lousame: 981 822 724

Lunes a viernes de 09:00 a 21:00

 

Whatsapp: 630 975 644