Pide tu cita online
















Nutrición: dieta de aporte proteico (DAP)

La obesidad es una enfermedad crónica multifactorial, resultado de la interacción entre carga genética y ambiente que afecta a un gran porcentaje de la población.

El exceso de peso corporal es un problema de salud global y su prevalencia a nivel mundial aumenta cada año. La principal causa de este aumento es el incremento en la ingesta de calorías unida a un descenso en la actividad física como consecuencia de un estilo de vida cada vez más sedentario. Según datos publicados por la OMS en 2013, la obesidad es la segunda causa de mortalidad prematura y evitable, después del tabaco, y el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo. Actualmente se estima que dos mil millones de adultos tienen sobrepeso y más de quinientos millones son obesos.

LA DIETA DE APORTE PROTEICO (DAP)

La dieta de aporte proteico es una estrategia médico-dietética basada en la restitución proteica equilibrada que provoca la disminución de la masa grasa del organismo sin perder la masa muscular. Todo este proceso ocurre sin tener sensación de hambre y manteniendo un estado general óptimo debido a los oligoelementos aportados y al estado metabólico desencadenado.



Los fundamentos de la dieta de aporte proteico se basan en un adecuado aporte de proteínas combinado con una reducción en el consumo de azúcares, grasas e hidratos de carbono y una suplementación nutricional destinada a compensar las carencias y desequilibrios (sodio, potasio, magnesio, calcio, vitaminas, minerales y omega 3).

En Mares utilizamos el Método PnK®, una dieta de aporte proteico que se caracteriza por reducir la obesidad y la inflamación. Con este método la pérdida de peso se realiza de forma progresiva y programada; consta de cinco pasos y la duración de cada paso la decide el médico dependiendo de la evolución de cada caso.

Los pasos 1, 2 y 3 se basan en una dieta cetogénica baja en grasas y muy baja en calorías; es la más restrictiva ya que se sustituyen las ingestas por productos proteicos acompañados de diferentes verduras y una suplementación de vitaminas y minerales. En estas tres primeras fases se pierde peso de forma rápida y controlada sin perder excesiva masa muscular gracias al aporte de proteínas de alto valor biológico.

En los pasos 4 y 5 se van introduciendo diferentes grupos alimentarios, retornando al equilibrio dietético. De forma progresiva y programada, se van añadiendo a la dieta hidratos de carbono y grasas. Esta parte es esencial para el éxito de esta dieta puesto que el paciente debe ir acostumbrándose al aumento de cargas superiores de hidratos de carbono y calorías hasta estabilizar el metabolismo y no recuperar el peso perdido.

Una vez alcanzado el peso objetivo, se establece una pauta dietética de mantenimiento basada en una alimentación sana y equilibrada adaptada a cada persona en función de su metabolismo basal y actividad física. En este punto, los nuevos hábitos de vida ya están asimilados por lo que es muy fácil mantenerlos.
 

BENEFICIOS DE LA DIETA DE APORTE PROTEICO

- Pérdida de peso rápida, eficaz y segura.
- No hay sensación de hambre.
- Se preserva la masa muscular.
- Mejora de la celulitis y la flacidez.
- Menor riesgo de efecto rebote: no se recupera el peso perdido siempre que se sigan las pautas indicadas por el médico.
 

RECOMENDACIONES

Las dietas deben estar siempre supervisadas por un médico. En este tipo de dieta, los primeros pasos son muy restrictivos en la alimentación y debe haber una suplementación vitamínica pautada por el médico.

No todas las personas son candidatas para realizar una dieta de aporte proteico.
Pide tu cita online
Contacta con nosotros

Clínica en Rianxo: 981 863 401

Clínica en Lousame: 981 822 724

Lunes a viernes de 09:00 a 21:00

 

Whatsapp: 630 975 644